Conecta con nosotros

11 OCT – Un ejército de docenas de mujeres bailan sincronizadas en la plaza que hay bajo tu apartamento, con música a todo volumen. Y son tantas (100 millones en todo el país) que nadie se atreve a pedir que paren.

Es la situación en la que se ven muchos vecinos de china con las llamadas «abuelas bailarinas», que llevan desde los años 60 con la costumbre de encontrarse en las plazas y espacios abiertos para bailar.

Contra ellas se han probado muchas cosas, pero ahora la tecnología se abre paso con un dispositivo capaz de apagar altavoces desde 50 o hasta 80 metros de distancia.

«Francotiradores» de señales que apagan altavoces

Es un problema más grande de lo que parece: hay auténticas confrontaciones entre las mujeres que bailan y los vecinos que piden tranquilidad alrededor de sus casas.

Desde las ventanas de los edificios de apartamentos se ha llegado a arrojar pintura, aceite de motor e incluso excrementos humanos para ahuyentarlas, e incluso partidos de baloncesto o fútbol han tenido que cancelarse porque el estadio ha sufrido una «invasión» de estas mujeres que ocupaban el campo.

¿Qué se puede hacer para poder detener esta tradición tan antigua pero que termina molestando a tanta gente?

Pues recurrir a la tecnología. El último grito en esta especie de guerra es un dispositivo en forma de linterna que, apuntado hacia los altavoces portátiles, puede desactivarlos al actuar como un mando a distancia.

En el South China Morning Post muestran uno de esos aparatos, compartidos en la red social Weibo:

The device looks like a flashlight but is compared online to a strong remote control. Photo: Weibo

No es necesario emparejar el dispositivo con los altavoces, y funciona a distancias suficientes como para apagar los altavoces desde un balcón. Y como puedes usarlo desde tu propia casa, evitas que las «abuelas bailarinas» busquen venganza en la calle. Las reseñas en las tiendas online de China califican el ingenio de «dispositivo de justicia social», entre otras cosas.

Algunos grupos de mujeres han optado por escuchar la música usando auriculares bluetooth, motivadas por estas molestas y por las multas que la policía empieza a colocar si el volumen está demasiado alto. Veremos si la irrupción de estos saboteadores de altavoces provoca algún cambio más.-

Virales: Sus vecinos eran muy molestos. Se vengó de una forma muy tonta

Infocom.ar

Internacionales

Alerta mundial: cohete ruso fuera de control caerá a la Tierra en 24 horas y nadie sabe dónde

Un transbordador espacial ruso se precipita a toda velocidad hacia la Tierra: “El riesgo es real”. El mismo fue lanzado el lunes 27 de diciembre y se estima que pesa unas cuatro toneladas.

06 ENE – Se estima que en las próximas 24 horas caerá en la Tierra una parte de un cohete ruso, según informó la Agencia Espacial Europea.

El cohete de carga pesada Angara-A5 fue lanzado el lunes 27 de diciembre desde el puerto espacial de Plesetsk, en la región noroccidental rusa de Arkhangelsk, como parte de una prueba realizada por la agencia espacial rusa.

Aunque al inicio el procedimiento se proclamó como un éxito, la parte superior del cohete no se quemó correctamente y una sección del transbordador espacial ahora caerá sobre la Tierra. Dicha pieza pesa unas 4 toneladas.

Holger Krag, jefe de la Oficina de Desechos Espaciales de la Agencia Espacial Europea, afirmó: “Es seguro decir que en las próximas 24 horas caerá, pero nadie puede decir dónde, porque en el lapso de varias horas dará varias vueltas alrededor del globo”, según consignó CNN.

Aunque destacó que es muy poco probable que cause daños o hiera a alguien, ya que la mayoría de los escombros se queman cuando el cohete llega a la atmósfera, “el riesgo es real y no se puede ignorar”, dijo Krag, debido a que si hay piezas más grandes las mismas podrían causar incidentes si aterrizan en regiones habitadas.

“El fragmento ruso viajaba a 7,5 kilómetros por segundo y su latitud de reentrada estaba probablemente entre los 63 grados al norte y al sur del ecuador”, expresó Krag.

Los rastreadores muestran que el objeto está a unas 87 millas (140 kilómetros) y cae a gran velocidad. Su velocidad y la naturaleza del descenso hacen que sea difícil predecir dónde y cuándo podría caer.

Este cohete ruso representa otro ejemplo de desechos espaciales peligrosos que caen de regreso a la Tierra. No hay que olvidar que el año pasado un cohete chino, el Long March 5B, monitoreado de cerca hizo el mismo viaje, tras numerosas advertencias de expertos sobre el impacto de piezas de naves espaciales no controladas.

-AMPLIAREMOS-

Continuar Leyendo..
Anuncio publicitario
Anuncio publicitario
Anuncio publicitario

No te pierdas...