Conecta con nosotros

Política

Aseguran que se habrían pagado 54 millones de dólares a Sigman AstraZeneca pero de las vacunas ni noticias

El Ministerio de Salud admitió que Argentina ya abonó el 60% del contrato, aunque no llegó ninguna vacuna. La explicación de Vizzotti en el Congreso.

Publicado

en

Aunque sigue sin haber llegado ni una sola dosis de la vacuna que se produce en Argentina y México, el gobierno de Alberto Fernández ya le pagó a AstraZeneca y Hugo Sigman el 60 por ciento del contrato por 22,4 millones de vacunas, lo que supone un desembolso de alrededor de 54 millones de dólares.

El dato surge de la participación de Carla Vizzotti de la reunión de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, donde la oposición le pidió explicaciones sobre el acuerdo con Sigman y AstraZeneca. Particularmente el radical José Cano acorraló a la ministra respecto de los incumplimientos del contrato, en lo que fue acaso la primera vez que un funcionario importante del gobierno se ve confrontado públicamente por este tema.

«El contrato dice claramente que las dosis se van a entregar en el primer semestre. No respondió si ya se pagó el número de dosis que firmó. Para mí el primer semestre empieza el 1° de enero, no el 1° de marzo. Porque el contrato que se firmó -que tampoco lo cumplió AstraZeneca- para marzo preveía 2.382.000 dosis y para abril 4.040.000», planteó el diputado tucumano.

Vizzotti no pudo responder por qué AstraZeneca incumple ese contrato y ser limitó a decir que si las vacunas llegan en mayo o junio se cumplirá el acuerdo, ya que las dosis están prometidas para el primer semestre y no mes por mes. Se mostró confiada en que llegarán en mayo.

Leer también...  ¿Malena Galmarini candidata en el 2021?
OMS: Vacuna contra covid de AstraZeneca ofrece aún más beneficios que  riesgos | Coronavirus | DW | 06.04.2021

El punto sobre el pago a AstraZeneca y Sigman lo dejó para que lo explique el subsecretario de Gestión Administrativa del Ministerio de Salud, Mauricio Monsalvo. El funcionario dio algunos detalles del contrato pero evitó ponerle números concretos.

Monsalvo confirmó que el contrato por 22,4 millones de dosis prevé el pago anticipado del 100 por ciento del monto total, que no fue informado. El funcionario detalló que el acuerdo establece que un porcentaje se pagaba a la firma y otra parte cuando la vacuna fuera autorizada para su uso (lo que sucedió en diciembre).

«A la fecha se efectivizaron pagos por el 60 por ciento del contrato. El 40 por ciento remanente está contemplado que se pague a 30 días de la presentación de la factura, que se presenta contra confirmación del primer envío», especificó Monsalvo.

LPO consultó al Ministerio de Salud sobre el monto total del contrato y la porción que ya se abonó a los proveedores, pero no hubo respuesta.

Una aproximación posible es que el contrato total de Argentina sería por 89.600.000 dólares, si se tiene en cuenta que Hugo Sigman reiteró públicamente que cada dosis cuesta 4 dólares y el país firmó por 22,4 millones de dosis.

«A la fecha se efectivizaron pagos por el 60 por ciento del contrato. El 40 por ciento remanente está contemplado que se pague a 30 días de la presentación de la factura, que se presenta contra confirmación del primer envío», especificó Monsalvo.

Teniendo en cuenta el precio por unidad revelado por Sigman y que Salud admitió haber desembolsado ya el 60 por ciento del total, el gobierno argentino ya habría pagado 53.760.000 dólares. Es una cifra muy estimativa ya que los contratos contemplan otro tipo de costos y sumas, por ahora desconocidas. 

Leer también...  Qué es la neumonía bilateral: la afección más temida frente al COVID

Lo que resulta llamativo no es el pago por adelantado -algo habitual en este tipo de contratos- si no el hecho de que Argentina no haya recibido todavía ni una sola vacuna, mucho más cuando el principio activo de la misma se produce aquí. Según los trascendidos, el laboratorio de Sigman ya habría enviado a México el equivalente a unas 40 millones de dosis.

El vínculo del gobierno con Sigman ha sido motivo de polémica casi desde el inicio de la pandemia. El entonces ministro Ginés González García ató toda su estrategia a la vacuna que produce su amigo, dejando de lado otras negociaciones que podrían haber facilitado las cosas. Recién cuando la vacuna de AstraZeneca tuvo problemas en los ensayos, el gobierno salió de urgencia a negociar con Rusia y China.

En el medio quedó trunca la negociación con Pfizer, por motivos que nunca quedaron claros. Como contó LPO, una versión daba cuenta de gestiones de Sigman para voltear ese acuerdo, lo que llevó al propio empresario a tener que salir a desmentirlo. En el gobierno hasta el día de hoy dan distintas versiones y Santiago Cafiero acaba de intentar bajarle el precio a la negociación de Chile con ese laboratorio. El jefe de gabinete dijo que apenas les mandaron 30 mil dosis, aunque el gobierno de Piñera aclaró que ya recibieron más de 1.650.000.

Leer también...  La NASA desarrolla una "nariz electrónica" que detecta el coronavirus

Recientemente, el sanitarista cordobés Medardo Ávila Vázquez denunció directamente el «lobby de Sigman en Salud». «Vizzotti nombró como su jefa de gabinete a la economista Sonia Tarragona; que fue directora general de la Fundación Mundo Sano, que dirige Silvia Gold, la esposa de Sigman y cofundadora del Grupo Insud. Argentina está a las puertas de una tragedia nacional y no nos podemos dar el lujo de someternos al lobby de las farmacéuticas», le dijo a El Diario AR.

Fte: La Política Online

Opinión

La visión borrosa del intendente Fernando Espinoza para evaluar la inseguridad en La Matanza

La insistencia en un solo indicador como la densidad de población simplifica excesivamente un problema complejo y puede desviar la atención de las verdaderas soluciones necesarias para enfrentar la inseguridad en el distrito.

Publicado

en

16 de mayo – 2024 – Medir el índice de inseguridad basándose únicamente en la densidad de población es insuficiente y potencialmente engañoso. Al considerar una amplia gama de factores, desde la tasa de criminalidad hasta los recursos disponibles y la percepción de los residentes, se puede obtener una evaluación más precisa y efectiva de la seguridad en un distrito.

La seguridad ciudadana es un tema complejo que requiere un enfoque integral y multifactorial. En ese contexto (donde la seguridad ciudadana no parece ser una preocupación primordial) el intendente y sus funcionarios han expresado su particular enfoque en la medición de la inseguridad en el distrito.

Diversos expertos señalan que la administración está validando los datos de manera falaz, basándose únicamente en la densidad de población y obviando otros factores cruciales.

El enfoque unilateral bajo la lupa

El intendente Fernando Espinoza, y algunos de sus funcionarios, como el ex diputado Miguel Saredi, actual secretario de «planificación del municipio», han defendido repetidamente que «la densidad de población es un indicador primordial para medir la inseguridad en el distrito», en relación al resto de los partidos de la Pcia. de Buenos Aires.

Leer también...  ¿Malena Galmarini candidata en el 2021?

Según sus declaraciones, una mayor densidad implica una mayor probabilidad de delitos, y este ha sido el principal argumento para justificar sus políticas de seguridad.

Sin embargo, algunos especialistas en criminología y sociología, argumentan que basarse solo en la densidad de población es simplista y puede llevar a conclusiones erróneas, por no decir sesgadas.

Factores clave que se están ignorando

1. Tasa de Criminalidad: Es fundamental considerar el número de delitos reportados por cada 1,000 habitantes, ya que proporciona una medida directa de la incidencia delictiva en la zona. Obviar este dato es dejar de lado una parte esencial del panorama.

2. Percepción de Seguridad: Las encuestas a los residentes sobre su percepción de seguridad son cruciales. La percepción de inseguridad puede afectar significativamente la calidad de vida, independientemente de la densidad de población.

3. Presencia y eficacia policial y judicial: La proporción de efectivos de policía por habitante, el tiempo de respuesta a incidentes y la tasa de resolución de crímenes son indicadores vitales de la efectividad de las fuerzas del orden y la Justicia, que no se pueden ignorar.

Leer también...  Samid invitó a todos los peronistas a un asado el 1º de mayo: cómo anotarse

4. Factores Socioeconómicos: El nivel de desempleo, pobreza y acceso a educación y servicios básicos son determinantes en la tasa de criminalidad. Ignorar estos factores puede resultar en políticas ineficaces.

5. Recursos disponibles: La disponibilidad de servicios de emergencia, centros comunitarios y programas de prevención del crimen desempeñan un papel crucial en la mitigación de la inseguridad.

6. Historial de violencia: Los registros históricos de violencia, incluyendo conflictos callejeros y violencia doméstica, proporcionan un contexto esencial sobre la evolución de la inseguridad en el área.

7. Ambiente urbano: La calidad del alumbrado público, el estado de las infraestructuras y la presencia de espacios públicos seguros también influencian significativamente la seguridad en un distrito.

Conclusión

La administración actual, encabezada por el intendente Espinoza, está siendo criticada por su enfoque limitado en la medición de la inseguridad, al basarse exclusivamente en la densidad de población y pasar por alto otros factores determinantes.

Este enfoque unilateral no solo es potencialmente engañoso, sino que también podría resultar en políticas de seguridad ineficaces. Es imperativo adoptar un enfoque integral y multifactorial que considere la complejidad de los factores que afectan la seguridad en el distrito. Solo así se podrán implementar estrategias efectivas que realmente mejoren la seguridad y la calidad de vida de los residentes.-

Leer también...  Qué es la neumonía bilateral: la afección más temida frente al COVID

@RicardoDeLuca | De la redacción de Infocom.ar

Infocom La Matanza

Continuar Leyendo..

No te pierdas...