Conecta con nosotros

Ciencia

Ruso afirma saber dónde caerá el cohete chino

La agencia espacial rusa publicó este sábado las coordenadas donde caería el cohete lanzado por China que ahora se precipita sobre la Tierra. Seguí la caída en vivo y en directo.

Publicado

en

El cohete chino Long March 5B viaja sin control a una velocidad de 28.000 kilómetros por hora y tarda en completar una vuelta a la Tierra hora y media; la última previsión dice que entrará en la atmósfera la noche del sábado 8 al domingo 9 de mayo del 2021 (23:59 GMT), con un margen de error no obstante de más menos 7 horas y 45 minutos.

“A medida que el cohete vaya perdiendo altura en su órbita elíptica -ahora en el punto más cercano a la Tierra está a 160 kilómetros- se podrá reducir esta incertidumbre“, señaló a Efe Jorge Lomba, jefe del departamento de Espacio del Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI) de España.

Las estimaciones más certeras, por tanto, solo se podrán hacer unas pocas horas antes del reingreso, recalcó este experto, quien señaló que, según los últimos cálculos a partir de observaciones y modelos matemáticos, los restos del cohete que podrían caer a la Tierra lo harían en algún punto de los paralelos 41. Y con mayor probabilidad en el océano Atlántico, seguido del Pacífico y del Índico.

Leer también...  La Matanza: atrapan a pareja de delincuentes que amenazaban a conductores con un arma para asaltarlos

El sitio especializado Space-Track, utilizando datos militares estadounidenses, tuiteó que ahora se cree que puede regresar entre las 1H04 y las 3H04 GMT del domingo, pero advirtió que este margen dificulta identificar dónde.

Siga en vivo el cohete chino

Sin embargo el jefe de la agencia espacial de Rusia, Dmitri Rogozin, publicó en redes sociales las coordenadas aproximadas del lugar donde caería el cohete chino Long March 5B, cuyo impacto con la Tierra está previsto para este fin de semana.

Según el funcionarios de Roscosmos, el bólido caerá al océano Pacífico en algún lugar al Este de Nueva Zelanda durante la jornada del domingo, sin causar mayores problemas a la población terráquea.

«El intervalo de la entrada prevista a la atmósfera (cese de la existencia) para hoy (por el domingo): desde las 02:34 (23:34 GMT) del 9 de mayo hasta las 08:28 (05:28 GMT) del 9 de mayo», escribió Rogozin en su cuenta de Twitter.

Leer también...  La Matanza: lo ajusticiaron de un tiro en la cabeza por quedarse con droga que no era suya

«La llamada mediana (una media en el intervalo de probabilidades) es un punto en el océano Pacífico al este de Nueva Zelanda, a las 05:54 el 9 de mayo (02:54 GMT)», agregó en la citada red social.

Como se sabe, el cohete fue lanzado con éxito al espacio el jueves pasado, pero poco tiempo después la etapa central del cohete experimentó dificultades y entró en la órbita terrestre baja, y ahora se encuentra en caída libre.

Desde China el portavoz del Ministerio de Exteriores Wang Wenbin aseguró que “la mayoría de los restos del cohete se desintegrarán y se destruirán durante su reentrada en la atmósfera; es altamente improbable que causen ningún daño a la Tierra”.

Ciencia

La súper computadora que le tenía miedo a la oscuridad y prefería las luces encendidas

Se trata de la primera computadora electrónica con hardware aritmética de punto flotante. Por razones desconocidas, la máquina fallaba cuando el operador de turno se iba de la sala de operación.

Publicado

en

La computadora OMIBAC (Ordinal Memory Inspecting Computer Binary Automátic) fue construida por la División de sistemas de aviación y artillería de la General Electric Company en Schenectady Nueva York, en 1948.

La OMIBAC (Ordinal Memory Inspecting Computer Binary Automátic) era más rápida que una IBM 650 cuando realizaba cálculos de coma flotante y funcionaba a una velocidad de 84 instrucciones/seg. Sus 3300 tubos de vacío termoiónicos consumían 12 kW de potencia y requirieron 1.4 m3·s −1 de refrigeración por aire.

El circuito de coma flotante de 24 bits de la máquina utilizaba una estructura de bits especial para representar un subconjunto de los números reales usando un significado de 17 bits escalado por un exponente entero firmado de 7 bits.

Siendo un prototipo de computadora digital binaria almacenado de tres direcciones que adopta una arquitectura de Harvard modificada, tenía instrucciones de 34 bits y datos de 24 bits almacenados en dos tambores magnéticos separados que giran a 4300 y 5400 rpm con 36 y 26 pistas respectivamente. 750 instrucciones podrían almacenarse en el primer tambor mientras que el tambor de datos podía almacenar 640 números de coma flotante.

Leer también...  La Matanza: atrapan a pareja de delincuentes que amenazaban a conductores con un arma para asaltarlos

Las aplicaciones incluían estudios de balística y de rutas de vuelo. Las necesidades de personal fueron 1 operador, 1 personal de mantenimiento, 2 matemáticos y 4 aprendices. Logró 52 horas de operación libres de errores por semana con 8 horas/semana de mantenimiento y reparación, y nunca operó sola en la oscuridad, ¿por qué? Al parecer prefería las luces encendidas.

La explicación

OMIBAC integró un módulo enchufable flip-flop de 1 bit que utiliza un solo tubo de vacío de oscilador de triodo dual de 9 pines en miniatura GE 12AT7 y componentes electrónicos asociados.

Una característica misteriosa de la máquina era que funcionaba mejor durante la noche cuando un operador del turno noche estaba presente, pero siempre fallaba cuando no había ningún operador de turno.

Eventualmente se descubrió que la máquina OMIBAC efectivamente le tenía miedo a la oscuridad y prefería las luces encendidas.

La explicación técnica fue que la máquina utilizaba circuitos flip-flop de Jordan Eckles que tenían tubos con pequeñas luces de neón en los circuitos que sobresalían en el panel frontal y eran sensibles a la iluminación ambiental. El potencial de ionización cambió un poco de 90 V con luz ambiental sobre ellos.

Leer también...  La Matanza: lo ajusticiaron de un tiro en la cabeza por quedarse con droga que no era suya

Entonces, en la oscuridad, el potencial de ionización era un valor, y cuando se encendían las luces, la ionización era otro valor.

En última instancia, en las máquinas del futuro, pusieron una pequeña cantidad de radio en el exterior de esas pequeñas bombillas de neón para que el potencial de ionización siempre se mantuviera donde se suponía que debía estar.-

INFOCOM.AR

Continuar Leyendo..

No te pierdas...