Conecta con nosotros

30 OCT – LA MATANZA – Esta mañana un vecino del Bº Casanova Centro -cuya dirección prefirió mantener en reserva- alertó a infocom.ar acerca de algo que viene sucediendo en los últimos tres días y que le ha llamado poderosamente la atención.

De acuerdo a la información suministrada, el árbol que se encuentra en la vereda de su domicilio mantiene lo que parece ser una «capa de hielo» sobre algunas de sus ramas altas.

Al respecto, nos hizo llegar varias imágenes para corroborar lo que afirma, las cuales reproducimos aquí:

En ese sentido, el vecino también nos comentaba: «Hace 3 días el árbol de la puerta de mi domicilio congela sus ramas y hace cubos de hielo (sic) … hoy 30 de octubre con 30 grados de calor es algo sobrenatural, jamás había pasado», nos dijo.

Y agregó: «Estuve mirando en Internet y este fenómeno pasó una vez en el caribe, pero no dice a qué se debió», señaló.

¿Qué se sabe de este fenómeno?

Lejos de asociarlo a algún efecto «paranormal» o «milagroso», nos pusimos a indagar. Originalmente pensamos que podía deberse a algún tipo de hongo o insecto.

Al comentarlo en nuestro equipo, alguien nos sugirió que, aunque pudiese ser un insecto, también se trataría de una reacción del árbol a consecuencia del ataque del mismo.

No obstante, consultamos a una experta bióloga de la Reserva Ecológica Costanera Sur, quien nos explicó que se trata de la comúnmente llamada «chicharrita de la espuma» la cual genera ese tipo de fenómenos en los árboles.

«Hola, con mucho gusto les explico el proceso:

Lo que se ve en la foto es la espuma que produce un insecto. Se llama chicharrita de la espuma, su nombre científico es Cephisus siccifolius. Pertenecen a la familia de las chicharras, a quienes seguro conocen por su monótono e incansable canto en el verano. Cuando la chicharrita de la espuma es joven, se alimenta de la savia de los árboles.

Este fenómeno es frecuente en esta época del año y dura unas semanas. Cuando las ninfas absorben la savia, eliminan los desechos. Ese líquido pasa por un tubo de respiración que se encuentra en el extremo del abdomen y es expulsado en forma de espuma. Esa espuma queda sobre la rama y le sirve al insecto como refugio contra predadores. Los puntitos negros que se ven en la foto son las chicharritas.

Cuando estas bolas de espuma se vuelven muy pesadas, se desintegran en forma de goteo. Uno está debajo de un árbol y siente que le cayó una gota. No pasa nada. No es tóxico. El goteo puede ser más o menos abundante y se puede llegar a formar charcos!Tienen preferencia por ciertos árboles. En general los de la familia de las Leguminosas o Fabáceas.

Aquí en la reserva los más afectados son las tipas y los ceibos. En https://www.reservacostanera.com.ar/la-fauna/chicharrita-de-la-espuma—cephisus-siccifolius van a encontrar más o menos los que les acabo de contar. 
Espero haber sido clara en la explicación. Cualquier otra duda, estoy a su disposición»
.-

Infocom.ar

Agropecuario

(VIDEO) Estaban cosechando y encontraron un cohete espacial de 500 mil dólares

Trabajadores de un campo se vieron sorprendidos al encontrar los restos de un aparato espacial caído en sus terrenos. Los técnicos de la empresa lo andaban buscando hace dos semanas.

12 ENE – BUENOS AIRES – Hace tiempo que la empresa aeroespacial Tlon Space viene trabajando para poner satélites comerciales en la órbita espacial a través de cohetes autopropulsados. Asimismo, hace años que Matías Schmidt y Santiago Ucci, trabajan en conjunto como contratistas, para llevar adelante servicios de cosecha en distintos campos.

Días atrás, en un campo ubicado en el partido bonaerense de Lobería, más específicamente en la estancia La Mora, Schmidt y Ucci, cada uno en su cosechadora, se pusieron en marcha para comenzar a trillar en un lote de trigo, tirando melgas, es decir, por parcelas. Una manera de adelantar el trabajo.

Ucci, con 43 años y con toda una vida arriba de las máquinas, nunca vivió nada igual. Oriundo de la localidad bonaerense de Chivilcoy, desde pequeño que acompaña a su padre Julio en las tareas de cosecha.

“Fue una locura, nunca me pasó algo así. Si bien Matías no se lo tragó de milagro, yo arriba de mi cosechadora lo pasé por encima. Después nos enteramos que esa empresa dueña del cohete lo andaba buscando desde hacía más de dos semanas y no lo podía encontrar y que incluso contrataron avionetas para buscarlo”, contó.

Ucci contó que el objeto que cayó dejó un cráter enorme en la tierra. “El impacto fue impresionante, había un contorno de tres metros que se quemó y el suelo estaba pelado. Luego nos enteramos que el cohete medía más de tres metros”, relató.

El cohete medía originalmente más de tres metros de largo.

Según el contratista, fue una desgracia con suerte. “Gracias a Dios cayó hace un tiempo, cuando el trigo todavía estaba verde, sino hubiese sido un desastre: se hubiera prendido fuego todo el lote. 

Pero más fortuna tuvo porque si hubiese caído en un poblado, hubiera sido una fatalidad. En línea recta, Necochea está a solo 20 kilómetros de donde fueron encontrados las distintas partes del objeto”, detalló.

El cohete Aventura I cayó en medio de un lote de trigo y según describieron produjo un cráter y quemó parte del cultivo

Tras verificar de qué se trataba, los contratistas avisaron a Rafael Puente, encargado del campo, quien inmediatamente llamó a los técnicos de Tlon Space, que ya los conocía porque habían intentado usar ese lugar para el lanzamiento de prueba del Aventura I, el cohete encontrado allí.

Para Miguel Astelarra, productor y propietario de un establecimiento vecino llamado Doña Anita, de donde se envió dicho cohete al espacio; “si bien hubo una deriva no calculada, el vuelo fue exitoso”.

VIDEO:

“El cohete hizo un lanzamiento de prueba, a unos a 10 kilómetros de donde cayó el cuerpo espacial. Era un vuelo estratosférico, donde la velocidad de los vientos hizo que hubiera un error de cálculo y una alteración en la trayectoria. 

La empresa tenía un bote en el mar porque era importante rescatarlo porque había que recuperar los pequeños y valiosos sensores que tenía el cohete en la cabeza”, dijo.

Según explicaron en la compañía, fue un único vuelo que se lanzó “tierra adentro”, porque querían hacer algunas pruebas. “Elegimos esta época porque estaba toda la cosecha verde para no tener problemas de incendios. Teníamos la autorización de tráfico aéreo de Ezeiza.

Todo fue planificado, no fue una cosa improvisada: lo hicimos tierra adentro porque necesitábamos recuperar ciertos componentes del cohete. Ahora, todos los que vamos a hacer a partir de ahora van al mar”, indicaron.-

Continuar Leyendo..
Anuncio publicitario
Anuncio publicitario
Anuncio publicitario

No te pierdas...